Historia

Cruz Roja Mexicana: Una gran obra en beneficio de las personas.

Tras emprender acciones de ayuda a los damnificados de las inundaciones que sumergieron a la Ciudad de Monterrey en 1909 y los esfuerzos de Luz González Cosío de Lopez, el 21 de febrero de 1910, el presidente Porfirio Díaz expide el decreto por el que es reconocida oficialmente la Asociación Mexicana de la Cruz Roja. Desde entonces, con fundamento en los principios de Humanidad, Imparcialidad, Neutralidad, Independencia, Voluntariado, Unidad y Universalidad, la Cruz Roja Mexicana ha sido en nuestra nación, la única organización civil de las personas para las personas, que ayuda sin discriminación de carácter desfavorable sobre la base de la gratuidad, a miles que sufren el desamparo en las horas de la desgracia…

Cruz Roja Mexicana ha demostrado contar con la confianza de todos, mantenerse por encima de las controversias y estar consolidada como la única organización capaz de movilizar millones de conciencias, miles de voluntarios y miles de toneladas de recursos para atender eficientemente a quienes se han visto afectados en sus personas y bienes por los embates de la naturaleza, por los accidentes y las enfermedades, por el abandono y la indiferencia. Y es solo con la ayuda desinteresada de las personas, es que nuestra Institución consigue llevar su luz de esperanza a todos los lugares, en todos los tiempos, en todas las circunstancias a quien más y con mayor urgencia la necesita…

Alfonso Priani: Un héroe verdadero

“¿Solamente a las personas adultas les es permitido ejercitar el bien dentro de la Asociación?.. No. Los niños que son simiente de la humanidad, promesa de heroísmo, germen en pleno vigor, también tienen su lugar y su campo de acción amplio y fecundo en el seno de la Cruz Roja. La sección destinada a ellos, se llama Cruz Roja de la Juventud. La Cruz Roja ha trabajado en todas las calamidades públicas y en el campo de batalla mismo, Pero también, en tiempo de paz hace obra generosa y noble, Forma parte de ésta, la obra de la cruz roja de la juventud.”

Dr. Alfonso Priani González Guerra

1888 - 1945

Fundador de la Cruz Roja Mexicana de la Juventud.

El Dr. Alfonso Priani nació el 4 de Octubre de 1888 en la Ciudad de México. Estudió hasta la preparatoria en Xalapa y regreso a la capital para ingresar a la Universidad de Odontología a la que después de titularse como médico odontólogo, le dedicó 27 años como profesor y 9 como Director. Fue buscado para ocupar un gran número de importantes puestos públicos, fue Jefe de Psicopedagogía en la Secretaría de Educación Pública, Presidente del Patronato Rafael Donde, Subsecretario del Departamento General (Hoy Gobierno del Distrito Federal), Director de la Lotería Nacional, Secretario de la Beneficencia Pública, (puesto durante el cual lucho por hacer la vida más tolerable a los internos del manicomio). Inició los desayunos escolares, idea que se convirtió en una actividad fundamental en el país para beneficio de los niños/as.

Su Título profesional de Cirujano Dentista, La bandera y su brazal empleados en la Batalla de Agua Prieta, uno de sus medalleros acompañadas de la foto que le fue tomada sobre las ruinas de la Delegación de León Gto. después de una inundación.

Con una gran preocupación, procuro la atención a los niños desvalidos que vagaban por las calles llevándolos al dormitorio La Soledad (construido por iniciativa suya) donde les ofrecía comida, abrigo y limpieza, pero especialmente afecto.

Ingresó como Voluntario a la Cruz Roja y tuvo una actuación histórica en los difíciles días de la Decena trágica cuando a pesar de lo peligroso de la situación, recorrió día y noche las calles sitiadas de la Ciudad en busca de heridos a los que recogía y atendía. Por estos servicios fue nombrado Jefe de Ambulancia y con tal cargo, dirigió las operaciones de socorro en las sangrientas batallas de la Revolución Mexicana. Caben destacar su intervención en la batalla de Agua Prieta y haber trasladado a la Ciudad de México desde Tlaxcalantongo Puebla, bajo el amparo de la bandera de la cruz roja, el cuerpo asesinado del ex presidente Venustiano Carranza.

Al restablecimiento de la paz, continuó su labor en la Cruz Roja, en la beneficencia y en la Universidad. Para Cruz Roja, editó un Reglamento que fue adoptado por los países iberoamericanos.

Cuando el Volcán Paricutin, nació en territorio michoacano, se dirigió para prestar auxilio en todo lo que fuera posible. Preocupado por los damnificados, durante un rescate se acercó tanto al volcán que cayó junto con su caballo sufriendo fracturas quedando a merced de los gases que emanaban del cráter, lo que le provocó una leucemia aguda que a la edad de 56 años lo llevo a la muerte el 27 de Febrero de 1945 en su casa de la Ciudad de México.

El Dr. Priani recibió el cariño de tantas personas a las que había ayudado, en hombros fue llevado hasta el Panteón Francés y durante su entierro estuvieron presentes una ambulancia de cada estado del país rindiéndole homenaje con el sonido de sus sirenas mientras era bajado su cuerpo al sepulcro.

El Dr. Alfonso Priani, hombre justo, honesto y fuerte, fue uno de los más destacados voluntarios de Cruz Roja Mexicana, a quien se deben muchas de las bases del sistema actual de respuesta en el servicio de urgencias y desastres. Sin embargo, la obra más importante que creo, fue la Cruz Roja de la Juventud, que hasta la fecha, se ha significado por la formación de los/as dirigentes de la Institución, por el acercamiento del concepto de la Cruz Roja a la niñez y por promover de manera sostenida, los ideales del Movimiento, más allá de la Institución misma.

Fue un Voluntario apasionado por remediar el sufrimiento de la gente, sus actividades representaron siempre grandes cambios y profundas transformaciones en la historia de la Cruz Roja Mexicana.